Recupera tu talla tras el embarazo

Recupera tu talla tras el embarazo

La mujer está sometida, sino toda su vida, gran parte de ella, a diversos cambios hormonales que afectan su figura y también su estado de ánimo; pero es durante el embarazo cuando no solo hay cambios hormonales, sino retención de líquidos, aumento de peso, desplazamiento de órganos debido al acomodamiento del feto y, por supuesto, una inevitable pérdida de la figura.

Además, no solamente cada mujer es diferente, sino que cada embarazo en una misma mujer es diferente. Entonces, para poder regresar a la figura de antes, hay que mantener hábitos sanos de alimentación, ejercicio y descanso, durante y después del embarazo.

Aunque hace algunos años todavía escuchábamos aquellos mitos de que una mujer embarazada no debía moverse mucho y que debía satisfacer todos sus antojos (pues tenía que cubrir las necesidades de ella y el bebé), hoy en día, sabemos que el embarazo NO es ningún impedimento para que la mujer haga actividad física; sobretodo si antes del embarazo ya la practicaba.

Dentro de los cuidados, precauciones y recomendaciones que más hacen los médicos especialistas a mujeres en cinta que desean cuidar su peso y figura después da dar a luz, tenemos las siguientes:

  • Actividades recomendadas: las actividades deben adaptarse en tiempo, forma e intensidad según la etapa de embarazo… natación, aquaerobics, caminata, elíptica, ciclismo estacionario, yoga, pilates, ejercicio con tu propio peso y TRX.
  • Monitorea la intensidad: esto se puede verificar a través de tu frecuencia cardiaca por medio de un monitor cardíaco… lo mejor será mantener un trabajo moderado entre el 65 y 75% de la frecuencia cardíaca máxima (FCM).
  • Toma tu tiempo: lo ideal es hacer una sesión al día de 40 a 60 minutos máximo; esto dependerá de tu nivel de acondicionamiento físico. Aquí lo importante es que el tiempo que inviertas en tu rutina sea solo para ejercitarte; es decir, si tardas 35 minutos, que sean efectivos; para ello enfócate en el trabajo y evita al máximo cualquier distracción y/o interrupción.
  • Supervisa la temperatura del ambiente: siempre debes realizar tus ejercicios de preferencia al aire libre o en lugares bien ventilados; esto te ayudará a evitar un aumento de temperatura en tu cuerpo, pues si se eleva más allá de lo tolerable, puede afectar tu embarazo de manera severa.
  •  Evita actividades que incrementen riesgos: durante tu embarazo debes evitar al máximo aquellas actividades que eleven el riesgo de caídas o lesiones tales como baile, ciclismo, insanity, crossfit, etc. Aún las caídas o golpes leves en el vientre, pueden causar daño al bebé y a ti.
  • Cuida al máximo tu alimentación: para evitar ganar peso innecesario durante tu embarazo y que puedas regresar fácilmente a tu talla, lo más importante será lo que comes y las porciones. Sería un gran error quererte poner a dieta en este periodo (por obvias razones); pero lo que SÍ puedes hacer, es cuidar perfectamente “qué, cómo y cuánto comes”. Consúltalo con un especialista en nutrición.
  • Post embarazo: después de dar a luz y dejar pasar la cuarentena, estarás más que lista para retomar tu actividad física. Recuerda que el 90% o más de las mujeres, pueden tener celulitis debido al embarazo; sin embargo, la dieta y el ejercicio la disminuirán poco a poco.
  • Stroller Fitness: otra alternativa que ha resultado muy motivante para las mamás han sido las clases de ésta modalidad que por lo general se llevan a cabo en espacios abiertos como parques; aquí la condición es traer al bebé en su carriola mientras que la mamá se ejercita conviviendo con otras mamás. Camina o corre empujando la carriola y de ahí se derivan otros ejercicios; si el bebé llegara a inquietarse, la mamá puede cargarlo y atenderlo manteniéndose simultáneamente en movimiento.

El cuerpo humano es una máquina maravillosa capaz de transformarse y después regresar a su estado anterior; todo depende de las decisiones que se tomen para ayudarlo.

José Manuel Nava| Yahoo.es

Related Posts

Leave a reply