¡Perdiendo peso sin renunciar al azúcar!

¡Perdiendo peso sin renunciar al azúcar!

Sabemos que la palabra azúcar es la mayor tentación que se puede cruzar en tu camino cuando se trata de bajar peso. Vas al súper y ahí está ese postre que te dice: ¡cómprame!; estás en un restaurante y en la mesa de al lado piden un postre que te deja con la boca abierta. Pero sabes que si caes en la tentación, la dieta se puede ir al diablo.

Es verdad que tenemos que mantener a raya el azúcar si queremos perder unos kilos, ¡pero no a todos los tipos! Es importante que tengas en cuenta que las frutas y algunas verduras contienen azúcar, pero del natural. Además, hay una serie de hábitos que te pueden ayudar. Toma nota y no le des la espalda a un momento dulce.

1. Quédate con el azúcar natural.

Tienes que tener muy en cuenta que tu gran enemigo no es el azúcar en general sino los azúcares añadidos en particular. Para que te hagas una idea, el plátano contiene más azúcar que un donut, pero la diferencia es que es completamente natural y, además, el plátano contiene otros nutrientes como puede ser la fibra. Y piensa que muchas frutas azucaradas también son ricas en proteínas.

2. El equilibrio perfecto.

Es muy importante poner en la balanza el valor nutricional. Por eso, mantén un equilibrio entre el consumo de azúcar con el de proteínas, fibra y grasas naturales. Estos tres nutrientes ralentizan su absorción en la sangre. Así, mantendrás tu nivel de energía estable y te ayudarán a sentirte más satisfecha después de comer.

3. Azúcar antes o después del ejercicio.

El azúcar presente en los carbohidratos refinados, como el pan blanco y la pasta, pueden proporcionarte fuerza para darle duro a los entrenamientos.

Y en el caso de que hayas caído en las redes de algún pastelito, ¡no pasa nada! Un motivo más para salir a hacer ejercicio. Además, investigadores de la Universidad de Siracusa señalan que si completas una sesión de entrenamientos de pesas reduce los efectos de las comidas azucaradas en la sangre de las mujeres en un 15% durante unas 12 horas.

4. Azúcar y café, mejor en la distancia.

Lo sentimos, pero la cafeína puede inhibir la capacidad del cuerpo para procesar el consumo de azúcar. Por eso, te recomendamos que prescindas de esas cucharaditas de azúcar cuando te prepares una taza de café.

5. Alíate con la canela.

Un estudio del Journal of Medicinal Food concluyó que el consumo de canela, incluso con alimentos ya de por sí dulces, ayuda a reducir la cantidad de azúcar en sangre. Así que ya sabes, como decía Celia Cruz: ¡Azúcar!

http://www.rinconfit.com/perdiendo-peso-sin-renunciar-al-azucar/

Related Posts
Leave a reply