¿Intolerancia a la Lactosa?

¿Intolerancia a la Lactosa?

¿Bebes leche regularmente y te sientes mal luego de hacerlo? Aunque nunca lo hayas considerado, quizás podrías sufrir de intolerancia a la lactosa. A continuación, descubre qué es esta condición, cuáles son sus principales síntomas y qué consecuencias podría tener sobre tu salud.

¿Qué es?

Ser intolerante a la lactosa significaría que el cuerpo no puede digerir con facilidad a este tipo azúcar natural que se encuentra en la leche y en los productos lácteos. ¡Atención! No es lo mismo que tener alergia a la leche, como se aclara en el sitio especializado en salud, WebMD.

La deficiencia de lactasa, una enzima que se produce en el intestino delgado, suele ser la responsable de causarla, como se explica desde el portal de la Clínica Mayo. Sin embargo, muchas personas que tienen niveles bajos de lactasa son capaces de digerir la leche sin problemas.

Los síntomas

Pueden ser de moderados a severos, según cuánta lactasa genere el cuerpo. Suelen comenzar de 30 minutos a 2 horas después de comer o beber productos lácteos. Algunos de los que podrían aparecer, según se indica en WebMD, son:

  • Hinchazón
  • Dolor o calambres
  • Sonidos de gorjeo o retumbo provenientes del estómago
  • Gases
  • Diarrea o deposiciones líquidas
  • Vómitos

Consecuencias negativas

Además de causar síntomas desagradables, la intolerancia a la lactosa podría afectar la salud si impide que se consuman suficientes nutrientes esenciales, especialmente calcio. Ese riesgo se corre si no se comen alimentos ricos en calcio o si no se ingiere un suplemento dietario que lo contenga.

La escasez de ese mineral, tanto en niños como en adultos, podría causar que los huesos tengan menor densidad, lo que puede provocar osteoporosis a largo plazo, como se explica desde el sitio del Instituto Nacional de la Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Estados Unidos, (NIDDK, por sus siglas en inglés).

Datos curiosos

Hay varias ideas erróneas sobre este tema, y algunos hechos que no se conocen. Descubre cuáles son:

  • Se puede desarrollar intolerancia temporariamente, como resultado de una gastroenteritis u otra condición. “Nuestros intestinos son órganos muy sensibles. Si hemos estado enfermos o estresados, muchas veces tendremos síntomas intestinales”, explica Sioned Quirk, de la Asociación Dietética Británica, a la revista sobre ciencia New Scientist.
  • Los tests que se venden para detectar esta condición no son del todo confiables. Si crees que puedes ser intolerante a la lactosa, Quirk recomienda que visites al médico, quien te podrá realizar un análisis clínico para comprobarlo.

Y tú, ¿consumes lácteos regularmente? ¿O eliges otras fuentes de calcio para tu dieta?

Déjanos tus comentarios 🙂

Related Posts

Leave a reply