Cortisol y melatonina: una enemiga y la otra aliada para bajar de peso

Cortisol y melatonina: una enemiga y la otra aliada para bajar de peso

Para bajar de peso, hay varios factores involucrados, desde la alimentación y el ejercicio físico, hasta la predisposición genética o hereditaria. Pero también podrían influir dos hormonas en particular: el cortisol y la melatonina.

La culpa del estrés

Cada vez que estás estresado, tus glándulas suprarrenales bombean cortisol, y cada vez que eso sucede, la producción de la hormona testosterona (que sirve para construir músculo), baja, explica un artículo en la revista Prevention.

“Con el tiempo, esta disminución causa una reducción de tu masa muscular, por lo que quemas menos calorías”, señala Shawn Talbott, doctor en medicina del deporte y en fitness management, a la revista mencionada. Si bien esto ocurriría naturalmente a medida que envejeces, el cortisol aceleraría el proceso. Además, esta hormona alienta a tu cuerpo a almacenar grasa visceral, que es peligrosa porque rodea a los órganos vitales y libera ácidos grasos en tu torrente sanguíneo, aumentando el colesterol y allanando el camino para enfermedades del corazón y diabetes.

“Aun si generalmente comes bien y te ejercitas, el estrés elevado y crónico puede evitar que bajes de peso, e incluso, hacerte engordar”, agrega la médica experta en nutrición y fitness, Pamela Peeke, a Prevention.

Al parecer, “el estrés nos daría antojos de comidas dulces, saladas, y de alto contenido graso, porque estas estimulan al celebro para que libere químicos relacionados con el placer, que reducen la tensión”, señala Elissa Epel, investigadora del tema, en la misma publicación. Precisamente, este efecto tranquilizador se volvería adictivo, por lo que cada vez que te sientes ansioso, podrías querer comer algo que engorda.

Agradécele al sueño

dormirNo todas son malas noticias. Para contrarrestar los efectos del cortisol, quizás necesites… dormir. “Mantener una rutina regular de sueño, y dormir lo suficiente y bien, puede hacer una gran diferencia en tu habilidad para mantener un peso saludable”, informa el psicólogo clínico, Michael J. Breus, en la revista Psychology Today.

Algunas investigaciones, de hecho, indicarían que la hormona del sueño, la melatonina, ayudaría a bajar de peso, al aumentar la presencia de un tipo de grasa que contribuye a quemar energía.

Uno de esos estudios, publicado en 2013 en la revista científica Journal of Pineal Research, encontró que la melatonina estimularía la aparición de esa grasa específica, llamada “grasa beige”, responsable de quemar calorías en lugar de almacenarlas.

Para producir la melatonina naturalmente, el Dr. Breus recomienda:

  • Evita exponerte a la luz por la noche, ya que los niveles de melatonina se elevan en el cuerpo cuando oscurece, y bajan cuando aparece la luz del día.
  • Apenas te levantes, deja que entre la luz, ya que ayudaría a evitar la deficiencia de melatonina. Da un paseo matutino bajo el sol o asegúrate de trabajar junto a una ventana.
  • Ejercítate regularmente. Es una práctica esencial para mantener un control del peso a largo plazo, y también para dormir mejor. Eso sí: evita hacer actividad física en las tres horas previas a tu hora de acostarte.

Recuerda consultar a un médico antes de implementar cambios en tu dieta o rutina de ejercicios. Y tú, ¿qué haces para reducir el estrés y dormir mejor? Dejanos tus comentarios.

Related Posts

Comment ( 1 )
  1. ¿Sabes por qué el café nos ‘quita’ el sueño? | RinconFiT
    abril 8, 2016 at 7:30 pm
    Reply

    […] de estas cuatro situaciones los investigadores obtuvieron periódicamente muestras de la hormona melatonina, que es producida por la glándula pineal cuando lo ordena nuestro reloj biológico, que se activa […]

Leave a reply