Alimentos alcalinos: Aliados de tu salud!

Alimentos alcalinos: Aliados de tu salud!

El pH es una especie de norma establecida para medir la alcalinidad o la acidez de una sustancia. Es importante para la salud mantener el equilibrio ácido-alcalino y, con nuestra alimentación, podemos ayudar a que eso ocurra.

Equilibrio ácido-alcalino

El equilibrio ácido-alcalino, si bien es regulado por nuestro propio organismo, también depende mucho de los alimentos que ingerimos. De acuerdo con la calidad de los mismos y a cómo se metabolizan, estaremos o no introduciendo más ácidos o más álcalis a nuestro cuerpo.

¿Qué ocurriría si nuestra dieta estuviese recargada de ácidos?

Primero, el organismo trataría de desprenderse de ellos a través de sus vías naturales: orina, materia fecal, transpiración. Si no lo lograra totalmente, llegaría un momento en que el exceso de ácidos comenzaría a acumularse en el cuerpo y elegiría para ello zonas claves como las articulaciones, pudiendo generar así problemas óseos, articulares y circulatorios.

Cabe aclarar que los ácidos no solo ingresan por la comida, sino que el estrés puede provocar acidificación, así como el exceso de actividad física o el pasar demasiadas horas en un ambiente cerrado y sin la adecuada oxigenación.

¿Cuáles son los alimentos alcalinos?

Volviendo a la alimentación, la ingesta de alimentos alcalinos estaría evitando la acidosis en el organismo.

  • Todas las frutas y las verduras.
  • La papa. Es el mejor alimento para quienes sufren problemas articulares, úlceras digestivas y gastritis.
  • La miel. El azúcar refinado es altamente acidificante.
  •  Entre los cereales, los más alcalinos son el arroz integral, el mijo y el trigo sarraceno.
  • Entre las oleaginosas, las almendras, las castañas de cajú naturales, el sésamo y las aceitunas negras.
  • Entre los aceites vegetales de primera presión en frío, el de girasol, oliva, lino, chía, maíz, sésamo.
  • Dentro de las legumbres, el poroto de soja y el aduki.

Consejo

Cuantas más frutas y verduras (sobre todo, crudas) ingieras, más segura estarás de conservar el equilibrio interno. Y eso se verá reflejado en tu piel, en tu cabello, ¡y en tu estado de ánimo!

Recuerda consultar con un especialista de la salud antes de hacer algún cambio en tu alimentación.

Related Posts

Leave a reply