12 razones para comer más zanahoria

12 razones para comer más zanahoria

La zanahoria es uno de los alimentos más saludables y, afortunadamente, se consume de forma habitual. Entre sus propiedades más conocidas está el fortalecimiento de la piel y la mejora de la salud de los ojos, pero tiene muchísimas otras que no son tan populares y que, sin embargo, convierten a este vegetal en una mina de oro desde un punto de vista nutricional. En la siguiente galería, te mostramos todas sus cualidades y te animamos a que la consumas al menos una vez al día. Tu cuerpo lo agradecerá.

Vigoriza la mente

Gracias a su alto contenido en fósforo y potasio, la zanahoria funciona como regeneradora de los nervios, lo que la convierte en un alimento ideal para vigorizar las mentes cansadas.

Tiene propiedades anticancerígenas

Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud en 2014, se trata de uno de los alimentos con más propiedades anticancerígenas. Esto es debido a su alto nivel de carotenoides, unas sustancias que le otorgan su característico color naranja y que previenen cánceres como el de mama o el de pulmón.

Estimula el apetito

El consumo de zanahoria aumenta el apetito por lo que es especialmente recomendable para aquellas personas que sufran anemia, anorexia o cualquier otro trastorno relacionado con la alimentación.

Fortalece las uñas y el cabello

Las zanahorias son ricas en betacaroteno, una sustancia que nuestro organismo transforma en vitamina A. Esta por un lado repara las células dañadas de las uñas y del pelo y por otro estimula la producción de sebo, que fortalece el cuero cabelludo.

Combate el estreñimiento

Es una importantísima fuente de fibra, por lo que funciona como laxante natural y previene el estreñimiento. Además, gracias a sus sales minerales como el sodio o el potasio alivia los dolores de estómago.

Es diurética

Al ser un vegetal con un alto contenido en agua, es diurética y es muy beneficiosa para aquellas personas con dificultades en el proceso de la orina.

Cuida los dientes y las encías

Especialmente si la tomamos cruda. Y es que el flúor que contiene consigue que las bacterias no se adhieran a los dientes y a las encías. Además, al masticarla mejora el riego sanguíneo de la boca y evita la aparición de caries.

Aumenta la calidad de la leche materna

El betacaroteno del que ya hemos hablado también mejora la calidad de la leche materna, por lo que es un vegetal ideal para aquellas mujeres en periodo de lactancia.

Previene el envejecimiento

La zanahoria también contiene una gran cantidad de antioxidantes, que previenen la aparición de los signos del envejecimiento y ayudan a mantener nuestra piel firme y sin arrugas.

Alivia las afecciones respiratorias

Combinando la zanahoria con miel o jugo de limón, lograremos aliviar afecciones respiratorias leves sin tener que recurrir a ningún tipo de medicamento.

Protege el corazón

El consumo habitual de zanahorias también conserva más sano a nuestro corazón debido a que mantiene las arterias libres de la aparición de placas que impidan un correcto flujo sanguíneo.

Mejoran la salud ocular

Por último, aquí tenemos la propiedad más famosa de la zanahoria. Sin embargo, como erróneamente se cree, no mejora nuestra agudeza visual, sino que sus vitaminas ayudan a la salud de nuestros ojos protegiendo las retinas y evitando la aparición de cataratas.

 

Related Posts
Leave a reply