10 cosas que deberías saber cuando te inicias en el ejercicio

10 cosas que deberías saber cuando te inicias en el ejercicio

Ya sea que hayas decidido empezar con entrenamientos de fuerza, Cross Fit, Yoga, o que te hayas planteado correr un maratón o un triatlón, lo más común al principio es tener duda de si estás haciendo el entrenamiento correcto, o si estás en el camino adecuado para lograrlo; y la duda más crucial es si podrás con ese reto…

Para empezar, debes estar convencida que este tipo de decisiones son las más acertadas que puedes tomar en tu vida, pues te estás regalando calidad física, mental y espiritual… en otras palabras, estás invirtiendo en tu cuerpo ¡en buena hora!

Bien, para disipar el resto de la incertidumbre que conlleva iniciar un reto nuevo, debes tomar en cuenta:

1. Los días malos.– Debes entender que no siempre estarás motivada, sucede en el entrenamiento, en el trabajo, en la escuela, en la vida diaria, la inspiración va y viene, es cíclica; así que en el ejercicio no esperes estar motivada todo el tiempo… manos a la obra, comienza tu rutina, acepta tu desgano pero vístete para ir a entrenar, una vez que te hayas activado esa resistencia natural desaparecerá, y día con día te irás sintiendo más fuerte física y mentalmente, gracias a que la venciste.

2.  Tus objetivos.-  Si tienes claras tus metas a corto, mediano y largo plazo, difícilmente podrás desistir del ejercicio; al final siempre ganarán las buenas razones por las que decidiste hacer un programa de acondicionamiento físico… cada vez que pierdas la motivación, piensa una y otra vez en los objetivos que te planteaste.

3. Que tus avances no siempre serán lineales.- Todos quisiéramos resultados de forma continua, pero desafortunadamente no siempre puede ser así. Dependiendo de varios factores, habrá momentos en los que avances más que otros; por lo tanto, será mejor que no te obsesiones y que seas constante. Mas vale tener un progreso lento y seguro a un estancamiento… si no tienes cambios significativos después de 8 semanas, pide asesoría a un entrenador capacitado.

4.  Tu alimentación.-  Como ya hemos mencionado antes, la dieta juega un papel muy importante en los procesos de pérdida de peso, ganancia de músculo o incremento del rendimiento deportivo, pues de ésta dependen hasta un 80% los buenos resultados. Sin importar cuál sea tu meta, es importante que tu dieta sea la correcta; busca asesoría nutricional con un profesional y asegúrate de seguir todo al pie de la letra.

5. El descanso.- Mucha gente se deja llevar por la adrenalina del ejercicio y lejos de obtener un hábito saludable, crea una adicción. El problema es que en lugar de tener beneficios, lo único que lograrás es quemarte, lesionarte, enfermarte y/o ralentizar tu progreso. Piensa que el descanso junto con la dieta, forman parte del entrenamiento invisible; si no respetas estos factores, tu organismo no tendrá una regeneración adecuada y pronto caerás en el sobreentrenamiento… descansa al menos un día a la semana del gimnasio, duerme 7 a 8 horas por noche y toma vacaciones una o dos veces al año.

6. No existen productos milagro.- Actualmente todos aquellos productos y complementos alimenticios que prometen resultados rápidos y sin esfuerzos, lo único que adelgazan es tu billetera, además de que pueden comprometer tu salud. Recuerda, no existe nada a la fecha que pueda lograr más que una dieta adecuada, ejercicio físico diario y descanso suficiente.

7.  Las tentaciones.-  Todos flaqueamos en algún momento de la vida; ese no es el problema en si, mas bien es el cómo retomar el buen camino… si un día perdiste la dieta, faltaste al gimnasio, te fuiste de fiesta o te aburriste, está bien, se vale; no pasa nada. La clave está en retomar inmediatamente todo lo que estabas haciendo; por muy decepcionada, frustrada o desmotivada que estés, nunca pierdas el coraje de seguir, recuerda que tienes permitido caer pero estás obligada a levantarte siempre.

8.  Los amigos.-  Aunque no lo creas de ellos mucho depende tus progresos; mejor rodéate de amigos saludables a los que les guste estar en forma y cuiden su cuerpo. Afortunadamente hoy en día, cada vez son más las personas que prefieren estar saludables y en buena forma; así que no te costará mucho encontrarlos o reformarlos.

9.  El clima.-  Con, sin y a pesar de los días nublados, lluviosos, tormentosos, soleados, calurosos, fríos o nevados, debes hacer ejercicio; aunque sean 20 minutos en tu casa, pero no dejes de moverte. Por favor, que el clima no sea un pretexto para no ejercitarte… a menos que tu integridad esté en peligro.

10.  Las vacaciones.- Cuando tomes vacaciones largas, hazte el hábito de hacer un poco de ejercicio: puedes caminar, trotar, andar en bici, nadar, saltar la cuerda, fuerza con tu propio cuerpo, etc. Como regla básica, nunca dejes de hacer ejercicio más de una semana; esto romperá toda tu rutina y afectará tus progresos.

Related Posts
Leave a reply